Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.

Durante la tubootitis, la inflamación catarral cubre las membranas mucosas del oído interno y la trompa de Eustaquio, lo que provoca su disfunción. En la práctica médica, la tubo-otitis a menudo se llama eustaquitis; hay otros nombres: otitis media catarral, salpingo-otitis, tubotimpanitis.

Contenido del artículo

Un poco de anatomía

Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.

En el oído medio, en la cavidad aérea, en el grosor del hueso temporal se encuentran los huesecillos auditivos. Para que reaccionen con normalidad a los sonidos, es necesario que la presión dentro de la cavidad sea la misma que en el ambiente externo.

Este estado lo proporciona la comunicación libre con el ambiente por el conducto auditivo o el tubo auditivo. Este órgano conecta la abertura del oído a la nasofaringe. En los bebés, la longitud del órgano es de hasta 2 cm; en adultos, hasta 3,5.

La tubo-otitis puede ser unilateral y bilateral, aguda y crónica. En la mayoría de los casos, la tubo-otitis aguda y crónica se trata en el hogar, si se siguen las recomendaciones médicas, los síntomas dolorosos se eliminan en 3-5 días.

Causas de la enfermedad

Principal la razón por la que se desarrolla la eustaquitis son las enfermedades infecciosas del tracto respiratorio superior. En enfermedades acompañadas de fenómenos catarrales (secreción nasal, aparición de secreción purulenta, hinchazón de la mucosa nasofaríngea), los microorganismos patógenos ingresan a través de la nasofaringe a la membrana mucosa de los conductos auditivos y los infectan.

Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.

Esto puede ocurrir con faringitis, gripe, SARS, tos ferina, sarampión, etc. En consecuencia, los tipos de patógenos pueden ser muy diferentes: estreptococos, estafilococos, E. coli, virus del herpes y otros.

Con la introducción de la flora patógena, comienza la tubotitis aguda.

La forma crónica de la enfermedad se desarrolla si el tratamiento La otitis media aguda es inadecuada, o las medidas terapéuticas, si se eliminan los síntomas dolorosos, no se ponen fin.

Se diagnostica la forma crónica de eustaquitis:

    < li> en sinusitis crónica;
  • en el caso de tumores y neoplasias en la nasofaringe - adenoides, quistes, pólipos, etc .;
  • si hay curvatura congénita o adquirida del tabique en la nariz.
  • Para exacerbar la tubo-otitis crónica, a veces es bastante infructuoso sonarse la nariz.

    También existen formas específicas de la enfermedad.El hipo es provocado por una caída de presión causada por factores externos:

    • mareotitis: la enfermedad es más común en los buceadores, aparece cuando la presión del agua cae;
    • aerootitis: ocurren caídas de presión durante vuelos aéreos.

    Las caídas de presión comprimen el tubo auditivo, impiden o detienen la penetración del aire en la cavidad timpánica.

    Síntomas de la otitis media catarral

    Los síntomas dependen en gran medida de la forma de la enfermedad: aguda o crónica.

    En un proceso inflamatorio agudo, las quejas del paciente se reducen a lo siguiente:

    Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.
    • tinnitus - intermitente o constante;
    • la sensación de que hay líquido en el oído, que se derrama al mover la cabeza;
    • la agudeza auditiva disminuye;
    • la percepción del sonido está alterada - a veces aparece un eco en los oídos al hacer sonidos, lo que provoca sensaciones dolorosas.

    se escucha con más frecuencia debido a enfermedades concomitantes. Excepción: la eustaquitis en niños puede ocurrir con un aumento de temperatura de hasta 38 ° C.

    Después de los movimientos de deglución, se produce un alivio temporal.

    La otitis media crónica tiene los siguientes síntomas:

    • aparece una sensación de congestión con caídas de presión;
    • una disminución gradual de la agudeza auditiva;
    • exacerbaciones temporales en enfermedades inflamatorias, después de hipotermia ...

    Un examen médico revela una deformación de la membrana timpánica, adelgazamiento de las membranas mucosas del tímpano y el canal auditivo.

    Diagnóstico

    Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.

    El diagnóstico de esta enfermedad relativamente sencilla consiste en la mayoría de los casos en un examen visual, escuchar las quejas del paciente y estudiar la anamnesis. En caso de exacerbaciones, es posible que se prescriba una otoscopia o audiometría adicionalmente, y es posible que se requiera un frotis para identificar la naturaleza del patógeno.

    Si no se detecta un cultivo patógeno y hay edema y síntomas de eustaquitis, se diagnostica tubootitis alérgica.

    El tratamiento de la tubo-otitis comienza con la eliminación de los síntomas de la enfermedad que causan un malestar importante.

    Tratamiento de la tubo-otitis

    Independientemente de si tubo-otitis bilateral o unilateral, para aliviar el edema y restaurar la permeabilidad, prescribir:

    • antihistamínicos;
    • gotas nasales de acción vasoconstrictora.

    Estos efectos reducen la intoxicación de todo el cuerpo y facilitan la respiración, lo que a su vez ayuda a eliminar la congestión.

    En las formas graves de la enfermedad que cursan con síntomas de dolor, los agentes hormonales se inyectan directamente en el tubo auditivo a través de un catéter: " Prednisolona "," Hydrocortisone "o algo similar.

    Al mismo tiempo, se trata la enfermedad subyacente que causó la tubo-otitis.

    En la eustaquitis crónica, el esquema terapéutico se ajusta según el grado de daño de las membranas mucosas y la disfunción del tubo auditivo.

    Para acelerar el proceso de recuperación después de la eliminación de los signos de inflamación aguda, se prescriben efectos fisioterapéuticos:

    Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.
    • estimulación eléctrica del órgano auditivo;
    • neumomasaje de la membrana timpánica;
    • UHF - promueve la regeneración de tejidos.

    Estos procedimientos restauran las funciones del tubo auditivo y mejoran la percepción del sonido.

    En casa, los remedios caseros están relacionados con el tratamiento de la tubotitis:

    • La nariz se instila con jugo fresco de celidonia por la mañana y por la noche - 4-5 gotas dos veces, después de 3 minutos se repite la acción.
    • Enjuagar la nariz con tinturas de manzanilla, caléndula, salvia, soluciones sal marina o de mesa.
    • Para aliviar el dolor, inserte un tampón humedecido con alcohol bórico.

    Se recomienda el tratamiento de la tubo-otitis con tampones con alcohol bórico en el período agudo para aliviar el dolor. El tampón se inyecta durante 30 minutos, luego se deja reposar la oreja durante 30 minutos, se repite el procedimiento. En caso de eustaquitis bilateral, se recomienda colocar los tampones uno a uno.

    No se recomiendan compresas u otros procedimientos de calentamiento para la exacerbación. El calor provoca un aumento del edema, lo que provoca un aumento de las sensaciones dolorosas.

    Prevención de la tubootitis

    Síntomas y tratamiento de la tubo-otitis.

    Para excluir la aparición eustaquitis o reducir la frecuencia de las exacerbaciones, debe seguir las siguientes reglas.

    Aprenda a sonarse la nariz correctamente, cerrando bien una fosa nasal. Cuando ocurra rinitis, evite la congestión nasal, enjuague los conductos nasales, asegúrese de que el moco que fluye por la pared posterior no se acumule en las amígdalas.

    Para eliminar la secreción purulenta, debe hacer gárgaras. Si se descuida el procedimiento, entonces aparecerá un ambiente favorable para el desarrollo de microorganismos patógenos en los pliegues de las amígdalas, que comenzarán a multiplicarse activamente, provocando la aparición de amigdalitis y tubotitis.

    Es necesario tratar de evitar efectos traumáticos en la cabeza, nariz y oídos.

    En caso de congestión del oído y molestias en el canal auditivo, especialmente cuando un niño expresa quejas, debe consultar a un médico.